image description

Saludos del Rector

Alto nivel académico y formativo.

El Colegio Séneca tiene un aire especial.

No se trata de un oxígeno diferente al resto, ni de un viento que nos despeina. Es un aire que se siente en las aulas, en los patios, en los corredores. Somos un colegio que busca que sus estudiantes sean felices. Que busca que aprendan todo lo que puedan, que desarrollen su creatividad, su espíritu emprendedor y, quizás lo más importante: sus valores humanos.

Somos un colegio que todos los días aprende de nuestros estudiantes. Son ellos y ellas quienes nos enseñan, con sus sonrisas, sus correteos y sus travesuras, las mejores maneras de ser humanos.

Desde el año 2017-2018 hemos sigo elegidos como “Colegio del Mundo”, es decir, en nuestras aulas los estudiantes van a recibir la misma educación que en cientos de colegios alrededor del mundo para enfrentarse a la evaluación del Bachillerato Internacional. Es una evaluación externa, rigurosa y que permite garantizar que estamos día a día trabajando por la excelencia académica, sin descuidar jamás, la sonrisa, el buen trato y la posibilidad de seguir siendo felices.

Dentro de la comunidad de aprendizaje que fomenta el Bachillerato Internacional, buscamos que nuestros estudiantes sean indagadores, Informados e instruidos, pensadores, que puedan ser buenos comunicadores en por lo menos dos lenguas, que dentro de su capacidad de aprendizaje destaquen por una mentalidad abierta y reflexiva.

Dentro de los valores más importantes que destacamos como colegio, está la integridad, la solidaridad y el humanismo.

Somos un colegio pequeño, que está pensado, precisamente, para ser un colegio pequeño. Un espacio en que lo importante es la calidad de su planta docente y la seguridad que podemos dar de que nuestros estudiantes están en las mejores manos.

Empoderamos el SENTIDO DE PERTENENCIA y la RESPONSABILIDAD como posibilidades máximas de obtener una perspectiva real y saludable de la vida y considerarse en ella como el único actor de su crecimiento emocional y social.

Freddy Peñafiel Larrea